Ariete Family Office

2020: Ariete y el sector económico en tiempos de COVID.

23 diciembre 2020 En Actualidad 0 comments

Nos despedimos de 2020, sí, cuesta de creerlo pero uno de los años más complejos e inauditos que podamos recordar finaliza en apenas 2 semanas.

En este Capital en tu Vida queremos despedirlo como se merece, es decir, recordando por qué ha sido tan especial y, en 2021, seguiremos aprendiendo en un mundo siempre cambiante.

Sin entrar en el aspecto sanitario, obviamente el más preocupante para todos, nos centraremos en el económico, y es que iniciábamos 2020 en medio de una fuerte tendencia alcista en las bolsas, siguiendo la inercia alcanzada en el 2019 y con mercados llegando a máximos históricos. Pese a que algunos indicadores económicos adelantaban cierto sobrecalentamiento en la economía mundial y la Reserva Federal ya estaba luchando para aminorar los posibles efectos de una recesión, el tono general era de cierto optimismo. Cuando de repente nos golpeó la pandemia.

Empezó en China y siguiendo una trama de película de terror se fue expandiendo por el planeta sin dejar a nadie a salvo. Los mercados empezaron a tambalearse y una gran salida de capital en prácticamente todos los tipos de activo se producto hacia el mes de marzo. En apenas 3 semanas pasamos de máximos históricos a ver caídas de entre el 35-40% en las bolsas mundiales. Y no solo la bolsa, el crédito, independientemente de su calidad también sufrió un colapso y productos como el Oro incluso bajaron con fuerza durante un corto periodo de tiempo. La economía mundial quedaba seriamente afectada y con mucha incertidumbre de cara a futuro.

Los bancos centrales reaccionaron inundando el mercado de liquidez, lo nunca visto, con cantidades ni siquiera vistas en la crisis financiera de 2008. Los tipos de interés gubernamental a nivel mundial empezaron a desplomarse por la reacción en cadena de todos y como consecuencia, el Oro jugó un papel alcista durante el año.

Las medidas tomadas surgieron efecto, y en resumen, los activos financieros comenzaron a recuperarse, con una fuerza también desmedida, aunque eso sí, con mucha divergencia entre los distintos sectores o zonas geográficas. Uno de los más beneficiados fue el sector tecnológico, ya que esta crisis no ha hecho más que potenciar la revolución digital que veníamos viviendo los últimos años. Para acabar el año, llegó Joe Biden (con dificultades, como bien saben) y con él las noticias de vacunas, una tras otra.

Ariete, en tiempos de pandemia

¿Una locura no? Desde luego ha sido un año de una complejidad extrema, donde debíamos analizar con tranquilidad e independencia la situación, abstraernos del entorno y hacer nuestra propia lectura y adaptarla a los objetivos de protección y crecimiento de nuestros Clientes. Es por eso que se nos necesita en la vida de nuestros clientes/familias.

Las decisiones en momentos de pánico e incertidumbre nunca son fáciles ni nadie tiene la certeza absoluta. Sin embargo, estamos muy satisfechos de que la lectura temporal de una crisis muy fuerte, pero no muy larga, debía ser nuestro posicionamiento y así se comunicó a nuestros clientes allá por marzo y abril, y de esta manera, se tomaron decisiones y se aprovecharon oportunidades. Logramos así acabar todas nuestras carteras patrimoniales y producto asesorados en positivo. ¡Bien!

Siempre mirando en perspectiva, todo parece más fácil y sencillo de leer, pero os aseguramos que fueron meses difíciles pero con la satisfacción de que nuestras premisas se cumplieron y pudimos no solo proteger a nuestros clientes sino hacerles crecer en este año pandémico.

Siguiendo en la línea de seguir aprendiendo cada día: ¿Qué nos ha enseñado este año? Algunas de las reflexiones más importantes son:

  • La importancia de diversificar en nuestras inversiones. En tipos de activo como en productos, geográficamente o sectorialmente, debemos encontrar valor y realizar apuestas en función de nuestro criterio, pero la concentración es un riesgo que siempre hay que evitar. Hemos recibido una lección importante de psicología inversora y cómo reaccionar ante eventos imprevistos en el mercado. Solo el mes de marzo nos valdrá a todos como 10 años de experiencia.
  • La liquidez juega un papel clave como protección y para poder aprovechar oportunidades. La agilidad de movimientos en un entorno hostil puede darnos la protección o la agresividad deseada en momentos muy concretos.

There are no comments yet

Responder

Acepto la Política de Privacidad