Ariete Family Office

ESG, el camino hacia un modelo más sostenible y rentable

20 enero 2021 En Actualidad 0 comments

ESG, siglas en inglés de medioambiental, social y gobierno corporativo, hace referencia a tres factores principales para evaluar la sostenibilidad de una inversión. 

A final de la década de los 90, el progreso de la inversión sostenible era un hecho y se decidió lanzar el Dow Jones Sustainability Index, el primer índice global que introduce criterios de sostenibilidad. El concepto de inversión sostenible o responsable había llegado para quedarse.

  • Environmental: Los criterios medioambientales analizan la contribución y el rendimiento de un negocio en cuanto a los desafíos medioambientales y son utilizados para tomar decisiones en función de cómo afectan las actividades de las empresas en el medio ambiente (residuos, contaminación, emisiones de gases de efecto invernadero, deforestación y cambio climático).
  • Social: Los criterios sociales evalúan cómo trata la empresa a las personas y miden   la repercusión que tienen en la comunidad las actividades desempeñadas por la compañía (gestión del capital humano, diversidad e igualdad de oportunidades, condiciones laborales, seguridad y salud, venta inapropiada de productos).
  • Governance: Los criterios de gobierno corporativo examinan cómo se gestiona una empresa y el impacto que tienen los propios accionistas y la administración, basándose en cuestiones como la estructura de los consejos de administración, los derechos de los accionistas o la transparencia, (remuneración de directivos, prácticas y estrategias fiscales, corrupción y sobornos, y diversidad y estructura del consejo de administración).

ESG desde el punto de vista de la inversión

Una empresa bien gestionada y responsable, que se preocupa por sus empleados, sus clientes y el medioambiente, tiene más probabilidades de resistir mejor y superar a sus competidoras que las empresas que no. Los factores ESG mejoran las rentabilidades ajustadas al riesgo, al reducir el riesgo y generar valor de inversión.  El análisis ESG puede ofrecer perspectivas valiosas sobre factores que pueden tener un impacto significativo en los valores financieros de una empresa y, por tanto, fundamentar mejor sus decisiones de inversión.

En Ariete creemos firmemente en esta filosofía de inversión. En el último año hemos iniciado una transición hacia un estilo más sostenible y 2021 se presenta como un año de oportunidades para este concepto.

No solo hay un valor añadido en las empresas que ejercen el ESG sino que los inversores público y privados cada vez tienen una mayor preferencia por estas compañías. Esto se traduce en un movimiento de flujos imparable durante los próximos años, algo que revaloriza aún más la cotización de estas compañías. Aquellas que no se suban al carro ESG, pueden quedar desfasadas y fuera del objetivo de gran parte de los inversores, lo que garantiza que hoy obtendrán peores resultados si no se ponen las pilas.

Ante 2 empresas comparables con resultados, crecimiento y ventajas competitivas idénticas dentro de un mismo sector, el factor ESG puede ser determinante para que la más sostenible de las 2 perciba un mayor flujo de inversiones y por lo tanto obtenga una mayor revalorización y capacidad de crecimiento.

Os iremos informando de los avances que hagamos en esta materia y sobre como vamos transformando nuestras inversiones hace un modelo más sostenible y rentable

There are no comments yet

Responder

Acepto la Política de Privacidad